¿Cómo proteger tu visión especialmente en verano?

¿Cómo proteger tu visión especialmente en verano?

Cuidar la visión es esencial para la prevención de la salud ocular y se recomienda, especialmente en verano, parar especial atención a los ojos. Hoy os queremos dar cinco pequeñas pautas para que cuidar la visión sea muy fácil. ¡Vamos allá!

Sobre el aire acondicionado

El aire acondicionado reseca los ojos levemente, pero este problema puede llegar a cronificarse si se hace un sobreuso del mismo, sobre todo en usuarios de lentes de contacto. Consulta a tu óptico-optometrista en el caso de aparecer molestias. Hacer un uso no razonable del aire acondicionado puede hacer que se sequen tus lentes de contacto. Puedes consultar a tu óptico qué gotas humectantes te podrían ir bien. Es importante ponerlo a una temperatura saludable (entre los 23 y 25 grados) ya que así el ambiente no es agresivo para la visión ni hay riesgo de coger resfriados.

Antes de viajar revisa tu coche y tus capacidades visuales

Al igual que revisas tu vehículo al hacer un viaje largo, poseer una buena calidad de visión ¡es de vital importancia para conducir un vehículo! Así que, de igual modo que llevamos el coche a hacer el mantenimiento, nuestra vista exige revisiones periódicas anuales, en particular si utilizamos corrección visual y/o superamos los 45 años. . Según estudios recientes, entre 3 y 5 de cada 10 conductores pueden no usar la graduación correcta que les corresponde.

Si eres usuario de lentes

En caso de usar lentes de contacto y viajar en avión, valora la opción de quitártelas si vas a dormir. Si usas lentes de contacto y, cuando viajes, no te olvides de tus gafas de protección solar.

Respecto las gafas de sol

Y en referencia a las gafas de sol, recuerda que tus gafas de sol no solo son una cuestión de moda o de tendencia, y que sus cristales tienen que protegerte de la radiación ultravioleta. Se recomienda protegerse del sol durante todo el año, con especial atención en los meses de verano, así que tus gafas de sol ¡tu mejor aliado en verano! Si son muy pequeñas no te protegerán por los laterales, se filtrará la radiación solar. Y recuerda que los cristales oscuros de baja calidad dejan pasar la radiación solar nociva. Por esto, compra las gafas de sol en establecimientos que ofrezcan la garantía de que han pasado control de calidad óptico y sanitario ¡no las adquieras en bazares, mercadillos o puestos ambulantes!

Protección ocular en las piscinas

El cloro de las piscinas puede irritar los ojos o causar infecciones oculares si no usamos gafas de natación o buceo. En el caso de las piscinas, el cloro es un desinfectante muy irritante que puede producir conjuntivitis al estar en contacto con los ojos de forma continuada. Se debe tener en cuenta que el cloro altera de forma significativa la superficie de los ojos, por lo que es importante evitar, en la medida de lo posible, que éstos entren en contacto directo con el agua de las piscinas y en la playa, además de resguardar los ojos de la radiación ultravioleta con gafas de sol, que llega con más intensidad porque la arena refleja buena parte de la luz solar, hay que protegerse también dentro del agua con gafas de natación.

Recuerda que en FARMAOPTICS somos especialistas en salud visual, ¿te ayudamos?

¿Sigues alguna otra recomendación más?

 

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO)