Cuatro formas de cuidar la vista: ¿empezamos bien el año?

Cuatro formas de cuidar la vista: ¿empezamos bien el año?

Sabemos que la contaminación ambiental afecta a nuestra salud ocular, ¿pero qué sabemos acerca de ella? Hoy repasamos algunas sencillas guías que nos ayudarán a mantener nuestra higiene visual. ¿Te apuntas?

¿Cuáles son los contaminantes dentro de casa o de la oficina?

La contaminación ambiental no solamente la encontramos en las calles. Existen otros contaminantes que están en nuestras casas y también afectan a la salud de nuestros ojos.

  • El síndrome del edificio enfermo

Se trata de un síndrome que produce alteraciones en la salud de las personas que trabajan o permanecen mucho tiempo en ciertos edificios. Estas personas presentan síntomas que pueden atribuirse directamente a contaminantes que se encuentra en el aire que circula en el edificio y que se encuentran en la ventilación inadecuada, moquetas, productos de madera, pesticidas, fotocopiadoras y agentes de limpieza,

Lo podemos solucionar con una renovación adecuada del aire de forma periódica y limpiando los conductos de ventilación por donde pasa la calefacción y el aire condicionado.

  • El tabaco también afecta a la vista

No está de más recordar que este hábito también influye negativamente en la secreción y estabilidad de la película lagrimal: tiende a dejar secos los ojos. ¿Quieres proponerte para este nuevo año dejar de fumar?

  • Fijar demasiado rato la vista en la pantalla

Cuando usamos el ordenador durante tiempos prolongados, puede empeorar los ojos secos así como provocar la aparición de nuevos síntomas de sequedad ocular. Esto ocurre porque cuando miramos fijamente a una pantalla el parpadeo disminuye, lo que provoca una mala distribución de la película lagrimal y una evaporación más rápida de la lágrima.

¿Cómo podemos prevenir? Descansando la vista cada media hora unos dos minutos e intentar, siempre que sea posible, sustituir la lectura en pantalla por el papel.

  • Evitar los ambientes muy secos

Los sistemas de ventilación y acondicionamiento del aire dentro de un edificio pueden determinar la aparición de ojo seco. Puedes contrarrestar este efecto con la ayuda de un humidificador.

Conducir de día siempre es más seguro

Por la época de las Fiestas de Navidad aumentan los desplazamientos por lo que no va de más recordar algunas indicaciones al volante: recuerda que las dificultades a las que se enfrentan los conductores con problemas de visión cuando se ponen al volante por la noche, van más allá de la baja iluminación. Una mayor sensibilidad al deslumbramiento por las luces de los otros coches, la visión borrosa o la disminución del contraste (dificultad de distinguir una figura sobre un fondo) son otras de las alteraciones que les impide conducir con plena confianza.

En los casos en los que el problema visual sean cataratas, glaucoma o miopía nocturna, el conductor se enfrenta a una pérdida de nitidez en la visión, por lo que el paciente no debería conducir por los riesgos que conlleva.

Recuerda que antes de acabar el año es un buen momento para revisarte la visión. En FARMAOPTICS somos especialistas en salud ocular.

¿Sigues estos consejos para cuidar tu visión?

 

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO)