8 trucos para estar más en calma

8 trucos para estar más en calma

¿Crees que la vuelta de las vacaciones te ha quitado la tranquilidad? En nuestro día a día, es más fácil dejarnos arrastrar por el estrés, las prisas o la aceleración en nuestra actividad. Pero, ¿sabes que vivir más relajado está en tus manos? Hoy queremos darte algunas guías para hacer tu rutina más agradable y es que llevando la relajación a cada instante nos ayuda a vivir con más plenitud.

1 Fíjate en tu respiración

El simple hecho de ser consciente de la forma en que respiras, sobre todo cuando sientas alguna situación que puede amenazar tu estado de equilibrio, nos tranquiliza y resitúa.

2 Rodéate de personas que desprendan amabilidad, positivismo y empatía

La energía colectiva genera la energía de compasión, por lo que estar al lado de personas que cultivan el bienestar, nos favorece de rebote.

3 Regálate de vez en cuando un día sin obligaciones

No tener nada que hacer o simplemente leer, prestar atención al silencio, caminar sin ninguna meta en concreto, favorece la calma interior y nos permite relajarnos. El simple hecho de escuchar el agua, por ejemplo, influye en que estemos más concentrados después y ‘aquieta’ la mente.

4 Abraza a los amigos

¿Sabes que compartir el amor es una fuente de bienestar? Abrazar es un gesto que demuestra aprecio y estima, y hacerlo con serenidad es como una forma instantánea de meditación.

5 Escucha la verdad y deja ir los pensamientos negativos

¿Cómo puedes hacerlo? Es importante reforzar los vínculos de amor y amistad ya que nos hacen sentir seguros. También es una forma rápida de conectar con nuestros sentimientos más profundos así como recordar lo que verdaderamente pensamos.

6 Descubre tu deseo más profundo

Esto es una gran liberación. Esto sí, hazlo con la espalda recta porque se piensa mejor. Y es que al cerebro le cuesta el doble de tiempo acceder a un recuerdo cuando nos dejamos escurrir en la silla. Estar en posición recta facilita las actividades intelectuales y el flujo de la energía.

7 Medita para concentrarte

Puedes meditar en cualquier momento y situación: mientras andas, en el transporte público o antes de acostarte. Es una forma sana de parar los pensamientos y relajar la mente.

8 Respira con el vientre

Simplemente se trata de prestar atención a cómo se vacía y llena el vientre durante unos minutos. La relajación es una actitud de vida que nos ayuda a ser más felices y vivir más plenos.

¿Tienes algún truco más?

 

* Fuente: CuerpoMente