¿Amas a tu cuerpo? 7 pautas para hacer las paces con él

¿Amas a tu cuerpo? 7 pautas para hacer las paces con él

Nos gustaría remarcar que ninguna dieta es eficaz sin modificar antes la imagen que tenemos de nosotras mismas así como los ideales que perseguimos, pero sabemos que después de las vacaciones es posible que hayamos acumulado algún quilo de más. Si estás considerando hacer dieta, es importante tener en cuenta que si no queremos a nuestro cuerpo tal y como es, todas las dietas del mundo serán absurdas.

1 Cultiva una buena relación con uno mismo

Unas primeras experiencias corporales confortables nos permiten una buena relación con el entorno pero también con nosotras mismas a través de nuestro cuerpo, que es el campo de proyección inmediato de todas vivencias internas.

2 Descubre lo que esconden tus formas

¿Es tan grave tener sobrepeso? Sí, si sientes que tu cuerpo está fuera de tu voluntad. Aprovecha para preguntarte si tu malestar y tus quilos de más están escondiendo algo  que no se ve en la superficie.

3 Alíate con tu cerebro

Poco a poco, al reconocer y aceptar tus emociones no necesitarás producirte satosfacciones efímeras, compensatorias, a través de la comida y los atracones.

4 Somos perfectas

Solamente tú misma puedes decidir existir con esta persona que eres, con un cuerpo maravilloso y perfecto, con estas decisiones y con el deseo asumido de ser una misma.

5 Conócete mejor para aprender a quererte

Puedes empeza por revisar la capacidad que tienes para relacionarte corporalmente con los demás. Trata de descubrir la belleza de tu ser interior y permite que se manifiesta en tu cuerpo.

6 Cambia de dentro hacia fuera

Ten en cuenta que el cambio es de dentro hacia fuera. A medida que revisas tus emociones, que tu cerebro visualiza la nueva imagen, el cuerpo la hace realidad. Haz de esta imagen un hábito y recuérdala a lo largo del día.

7 Nutre la mente y el cuerpo

Cada alimento no solo nos proporciona nutrientes, sino que nos afecta de forma emocional y cognitiva, y provoca reacciones. Es posible crear una relación nueva y positiva con la comida.

En definitiva, tener una buena relación con nuestro propio cuerpo, que merece ser amado, se transforma en una oportunidad para estar más a gusto con uno mismo.

Y tú, ¿tienes algún truco más?

 

*Fuente: Cuerpo Mente