¿El cabello también se quema?

¿El cabello también se quema?

Con la llegada del buen tiempo, el pelo sufre más. Sobre todo en verano por el sol, el agua y la arena. Así que hoy queremos darte una guía para protegerlo para que ya puedas prepararlo para esta época del año. Y es que ya sabes que es mejor prevenir que curar. ¡Vamos allá!

Para proteger el cabello de la exposición solar, se recomienda fortalecerlo antes con productos acondicionadores (mascarillas, bálsamos, cremas o aceites) sin aclararlo, productos que podemos usar casi a diario. De esta forma se crea una barrera protectora a la radiación solar. Un gran recurso para potenciar la eficacia de estos artículos cosméticos es usar una toalla con agua caliente y envolver el pelo con el producto ya aplicado durante unos diez minutos. El calor ayudará a que los activos de la fórmula penetren con mayor facilidad.

¡Cuidado con el cloro!

Normalmente se teme más por el mar y el sol ¡y éstos no dañan el cabello sino que le aportan un color y brillo espectacular! Son como un decolorante natural. La importancia a la hora de elegir productos recae en que sean de calidad para que  aporten un tratamiento intenso. El cloro es más peligroso porque reseca el cabello y lo deja quebradizo. Se aconseja proteger el pelo con una buena mascarilla.

Y después del cloro ¡reparar y nutrir!

Recuerda que una buena higiene es fundamental para mantenerlo limpio y, tras la exposición solar, se pueden arrastrar posibles restos de cloro, arena, sal y yodo. Y cuando el cabello ya está limpio, se aconseja hidratarlo con algún aceite o acondicionador desenredante, ayudando así a evitar la rotura. Las mascarillas específicas de las líneas solares suelen ser las más adecuadas. Destacan el aceite de argán por su efecto reparador o el de camelia porque aporta brillo y por su poder hidratante.

¿Qué es la cosmética solar?

Los protectores solares crean un escudo que impide que los rayos ultravioleta penetren en la fibra capilar, evitando su deshidratación, pérdida de color y descamación del cuero cabelludo. Te puedes decantar por una amplia gama: en spray, bálsamos, cremas, aceites y protectores corporales que pueden usarse en el cabello.

¿Y tú, ya proteges tu pelo del sol?

 

* Fuente: La Vanguardia