¿Cuáles son los enemigos del sueño?

¿Cuáles son los enemigos del sueño?

Entre los principales enemigos del sueño figuran el estrés, la obesidad y el sedentarismo. Por eso los especialistas en medicina del sueño no dudan en recomendar un cambio de hábitos radical al iniciar el tratamiento para conciliar el sueño. ¿Quieres saber más?

Tomarnos la vida con más calma para rebajar la tensión de la jornada, apostar por una dieta equilibrada y un poco de ejercicio suave es un buen punto de partida para combatir los trastornos del sueño. Y no se trata sólo de evitar la fatiga y la somnolencia diurna. No pegar ojo en toda la noche ¡también afecta a la libido! Sí, ¡lo has leído bien!

La lista de los enemigos del sueño incluye estimulantes como el café, el té, el mate en Sudamérica y los refrescos de cola, que junto con el tabaco y el alcohol son un trampolín hacia el insomnio, la gastritis y otros problemas digestivos. Muchas personas con trastornos del sueño recurren durante el día a estos estimulantes, que bloquean el cansancio por acción de la adrenalina y los glucocorticoides, cuya secreción excesiva puede desestabilizar el organismo y provocar diabetes.

El mejor momento para tomar café, té o mate es en el desayuno. Es una excelente manera de empezar el día despierto. Después del mediodía, estaría bien eliminar la cafeína de la dieta. Los efectos de la cafeína perduran entre dos y siete horas en la sangre, según cada persona. Sin embargo investigaciones recientes han demostrado que a veces pueden persistir hasta el momento de acostarse. Los efectos de la cafeína bloquean los receptores de adenosina (ATP), una sustancia somnógea que se acumula en el organismo durante el día y nos prepara para dormir. Si esta sustancia se bloquea a causa de la cafeína, además de perjudicar el sueño, puede agravarse cualquier enfermedad relacionada con el estrés.

Una receta sencilla para “desvelar” el sueño contiene:

  • desconectar del trabajo
  • ejercicio moderado
  • cena ligera y consumo de sustancias amigas del sueño (como infusiones)
  • horarios regulares y rituales inductores del sueño
  • técnicas o actividades de relajación

Media hora antes de acostarse:

  •  apagar el televisor
  • correr las cortinas de la habitación
  • preparar la ropa para el día siguiente
  • preparar la mesa para el desayuno
  • bajar la basura, llevar a pasear el perro
  • ir al baño, lavarse los dientes y enfundarse el pijama
  • verificar que no haya ningún fogón de la cocina encendido
  • beber un vaso de agua
  • acercarse al cuarto de los niños y comprobar que están durmiendo
  • apagar las luces del resto de la casa y entrar en el dormitorio

Y tú ¿qué te va bien para dormir bien?