Guía de uso de lentes de contacto para los principiantes

Guía de uso de lentes de contacto para los principiantes

Con el verano aumentan als personas que se atreven a probar las lentes de contacto. A ellos y sus primera experiencias con ellos, dedicamos este post. ¿Te apuntas?

Cuando este verano te animes a probar unas lentes de contacto por primera vez, sigue estas nueve recomendaciones de uso así como las que te facilite tu óptico-optometrista.

  1. Límpiate las manos antes de ponerte o retirarte las lentes de contacto y no te pongas las lentes de contacto en la boca para humedecerlas o limpiarlas. Puede aumentar el riesgo de infecciones oculares.
  2. No utilices lentes de contacto para nadar. Las lentes blandas absorben los productos químicos del agua. Las lentes permeables se pueden salir de su sitio y perderse. Puedes usar unas gafas de agua para mantener la salud ocular de tu ojo, especialmente con el cloro de la piscina.
  3. La mayoría de las lentes de contacto no se pueden usar para dormir (excepto las fabricadas para el tratamiento de la miopía y de la hipermetropía con ortoqueratología nocturna, que son específicas para la noche). Si duermes con las lentes puestas puedes sufrir algunos problemas oculares, porque la córnea no recibe la cantidad de oxígeno suficiente. Además, puedes correr el riesgo de infecciones oculares.
  4. En el caso de lentes de uso continuado, sigue las recomendaciones de tu óptico-optometrista para saber cuánto tiempo las puedes usar sin reemplazarlas. De hecho, es una de las principales causas de irritación en la vista: el sobreuso de las lentes de contacto.
  5. Colócate siempre las lentes de contacto antes de maquillarte y utiliza cosméticos solubles al agua. No uses rimel sobre las pestañas, porque las partículas se pueden meter en los ojos. Si sueles utilizar un delineador de ojos para maquillarte entre las pestañas y los ojos, las lentes de contacto se pueden decolorar permanentemente.
  6. Nunca limpies las lentes de contacto con agua corriente (del grifo o mineral), sino utilizando soluciones desinfectantes prescritas por tu óptico-optometrista.
  7. Si sientes una irritación, enrojecimiento ocular, dolor, alta sensibilidad a la luz (fotofobia) o visión borrosa, ve a ver a tu óptico-optometrista urgentemente.

Es muy importante que recuerdes usar gafas de sol sobre las lentillas, ya que protegen los ojos y evitan que entren agentes alérgenos, el efecto secante del calor o el viento. ¡Y a disfrutar de las vacaciones!

 

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas