¿Cómo las bebidas pueden ayudar a perder peso?

¿Cómo las bebidas pueden ayudar a perder peso?

Hoy hablamos sobre las bebidas más afines para perder peso. El agua es el mar de fondo de la mayoría de intercambios que se hacen en el cuerpo, así que lo debemos proveer diariamente de dos litros y medio de agua pura. Un litro debe ser necesariamente de agua pura. El otro litro y medio, evidentemente, también puede ser de agua, pero cuando se está a dieta a veces nos pueden apetecer bebidas alternativas. Hoy daremos diferentes opciones a las cuales podemos recorrer.

1. Agua con gas. Si tenéis problemas de hipertensión, podéis optar por este tipo de bebida. El agua con gas no engorda, sólo provoca hinchazón de barriga, que dentro de unas horas queda resuelta por el metabolismo. Recordad que la verdadera barriga es la que se tiene por la mañana cuando nos levantamos.

2. Gaseosas. Algunas marcas de gaseosa presentes en el mercado llevan edulcorantes no calóricos (en la etiqueta se especifica “0 calorías”). En este caso podemos beberla tranquilamente.

3. Bebidas con cola. Aún cuando tengan “0 calorías” no conviene abusar. La cafeína estimula la salida de insulina del páncreas, y esta hormona va directamente a abrir la puerta de entrada a los azúcares en determinadas células, como las adiposas. Una dosis razonable es una lata de 33 cl al día. Una opción alternativa es tomar bebidas con cola pero sin cafeína.

4. Zumo de tomate con un poco de pimienta. Puede ser de gran ayuda, ya que es una bebida consistente que permite distraer el hambre mientras esperamos la hora de comer (además, por el hecho de añadir pimienta estimulamos el metabolismo, cosa especialmente útil durante el verano, cuando el calor lo ralentiza.

5. Cerveza sin alcohol. De vez en cuando podemos tomar una cerveza sin alcohol, sobre todo el día que llegamos a casa especialmente agotados del trabajo. Esta bebida aporta vitaminas que refuerzan el sistema nervioso e hidratos de carbono; ambas cosas ayudan a relajarnos. La mejor hora para aprovechar sus beneficios sobre el sistema nervioso es a media tarde.

6. Vino -una copa de vino tinto, éste tiene más poder antioxidante que otros-. Aunque una copa de vino tinto en cada comida forma parte de la dieta mediterránea, en una dieta para perder peso es mejor tomarse una cuando el menú tenga pocos hidratos.

7. Zumo de frutas. La mayoría de zumos comerciales contienen azúcares añadidos a los que ya tiene la fruta por ella misma. Los zumos pueden ser una forma aparentemente inocente de ir sumando calorías e hidratos. Una opción alternativa es sustituir la fruta de la mañana por un zum o natural, siempre sin colar.

8. Infusiones. Son perfectas para dietas para adelgazar. Podemos tomar todas las que queramos; sólo hace falta limitar las que contengan estimulante.

¿Cuál es la bebida, después del agua, que tomas más?

Bebidas