¿Por qué no dormir con lentes de contacto?

¿Por qué no dormir con lentes de contacto?

Usar lentes de contacto implica tener ciertos cuidados y precauciones, que tu óptico u optometrista te habrá recomendado. Hoy queremos repasar algunas especificaciones para mantener unas lentes de contacto perfectas para el verano. ¿Te apuntas?

¿Qué pasa si te quedas dormido con las lentes de contacto puestas?

Nuestra salud ocular se podrá ver afectada con lesiones en la córnea al no recibir el oxígeno suficiente que pueden afectar a nuestra visión e incluso imposibilitar el uso de lentes de contacto en el futuro. Sólo algunas lentes de contacto disponen de las propiedades especiales que permiten poder dormir con ellas.

Pero, ¿por qué se recomienda no dormir con ellas? Las lentes de contacto pueden provocar desde sequedad hasta cuadros más graves. Las lágrimas tienen un pH diferente que las soluciones salinas que se aplican a las lentes, por lo que el ojo puede lagrimar más para eliminar esa solución. Cuando parpadeamos limpiamos con lágrimas la córnea para ayudar a mantener la superficie ocular uniforme y clara, porque cuando la córnea está expuesta al aire, puede llegar a irritarse. Las lentes de contacto necesitan humedad, especialmente y si se sufre de ojos secos, la situación solo podría empeorar.

¿Afecta la falta de oxígeno en el ojo?

Cuando dormimos, al tener los ojos cerrados, perdemos la exposición ambiental del oxígeno a la córnea, y es necesaria para mantenerla sana. Una lente de contacto limita aún más el oxígeno porque crea una barrera entre el aire exterior y la córnea. Y si no llega suficiente oxígeno, se puede experimentar lo que se llama hipoxia que es la privación de oxígeno en una región del cuerpo.

Cuidado con el maquillaje

Los expertos señalan que dormir con lentes de contacto también es preocupante a nivel de infecciones. Toda erosión microscópica que tenga la córnea, las que pueden ser generadas por el contacto con la superficie anterior de las lentes, puede infectarse con bacterias. Estos organismos también pueden originarse por la mala higiene de las mismas lentes o porque han estado demasiado tiempo en contacto con la superficie ocular.

Una investigación publicada en 2012 por la revista especializada Ophthalmology comprobó que las probabilidades de padecer queratitis (inflamación de la córnea) se incrementaba en casi siete veces en individuos que de forma ocasional dormían con sus lentes de contacto durante toda la noche, en contraste con quienes se los quitaban diariamente.

Así que, dormir con lentes de contacto es un factor de riesgo para infecciones oculares serias. Recuerda que si tienes cualquier duda en FARMAOPTICS estaremos encantados de atenderte.

¿Eres usuario habitual de lentes de contacto?

 

*Fuente: Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO)