¡6 placeres por la vista!

¡6 placeres por la vista!

¡Ver bien es todo un placer! Así que hoy dedicamos este post para alabar disfrutar el placer de tener una buena visión. Y es que, a veces, olvidamos lo importante que es la salud visual y la damos por hecha. Así que hoy reflexionamos sobre el sentido de la vist, te apuntas?

Saborear los colores

Dicen que cuando ves la vida en blanco y negro estás triste. Y que en cambio, cuando los colores brillan más que nunca, estás feliz. Explorar el mundo des de la visión de la aventura y la curiosidad siempre lleva recompensa ligada.

 

Viajar y explorar

Ver las maravillas del mundo. Caminar sobre ellas, notarlas, respiralas. Y sobre todo que se muestren delante de nuestros ojos. Viajar es entrar en nuevos territorios y sentir la riqueza de la diversidad en la tierra.

FARMAOPTICS_vision

El arte de maquillarse

Jugar a cambiar tu apariencia siempre es divertido. Cada cultura tiene sus propios cánones a la hora de maquillarse y todos resaltan la belleza natural a su manera. Conocer tu cuerpo y saber qué tonos le sientan mejor, qué partes es mejor resaltar es un placer que puedes experimentar cada día.

FARMAOPTICS_vision

Los reflejos de los espejos

Ya sea en el espejo de tu propia casa o mirar la imagen reflejada en el agua: ¡otro gran placer! La naturaleza nos regala cada día la oportunidad de descubrir nuevos parajes, nuevas formas de descubrir la belleza natural. La que hay dentro de nosotros y, también, la magia que hay en cada paisaje.

FARMAOPTICS_vision

 

El placer de cerrar los ojos

¡Así de simple! Y es que a veces, estar permanentemente conectado al mundo nos estresa: cierra los ojos y entra en tu mundo interior. De esta forma, seguro que al abrir los ojos cambia la perspectiva cómo ves el mundo.

FARMAOPTICS_vision

 

Disfrutar de una posta de sol

Los últimos rayos de luz del día son una excelente ocasión de relajarnos. De ver cómo el sol desaparece y deja paso a la noche. Es una hora que invita a compartir los buenos momentos o descansar.

 

 

Ver el paso del tiempo

Y es que apreciar el paso de la noche al día, por ejemplo, es una experiencia difícil de olvidar. Todo paisaje, incluso el más pequeño, varía a la luz de los o de la luna. Así que, disfrutarlo a plena consciencia ¡resulta una auténtica delicia!

¿Quieres compartir algún otro placer con nosotros?