¿Por qué vemos el arco iris?

¿Por qué vemos el arco iris?

El arco iris es un conjunto ordenado de arcos de colores que aparece en el cielo cuando llueve. Pero, ¿por qué lo vemos?

El arco iris se produce cuando un rayo de luz es obstruido por una gota de agua suspendida en la atmósfera. Vemos el arco iris porque las innumerables gotas de agua actúan como diminutos prismas y espejos. Cuando un rayo de luz entra en cada gota, se refracta y se descompone en todos los colores del espectro; luego se refleja en la superficie posterior de la gota y llega hasta nuestros ojos. Parte de la luz que se refracta al entrar en la gota se refleja en las paredes interiores y vuelve a refractarse al salir de la gota al exterior. La gota actúa como lo haría un prisma: la primera refracción separa los colores que contiene el rayo de luz y la segunda refracción incrementa aún más esta separación.

Así, un arco iris es un fenómeno óptico y meteorológico que produce la aparición de un espectro de frecuencias de luz continuo en el cielo cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas gotas de agua contenidas en la atmósfera. El espectáculo cromático se debe al fenómeno de la refracción de la luz cuando pasa de un medio (el aire) a otro (vidrio o gota).

La forma es la suma de un arco multicolor. El arco iris en realidad es circular, pero no vemos su parte baja porque las gotas de lluvia que reciben la luz solar están sobre la Tierra, así que nos parece que tiene forma de arco.

Para que exista un arco iris tiene que haber gotas de agua suspendidas en la atmósfera. Como sabemos, la luz blanca del sol está formada por diferentes colores y al transitar dentro de la gota todos los colores tienen un comportamiento distinto.

En un día soleado es fácil ver un arco iris en la rociadura de un surtidor de agua o manguera en el jardín: te colocas de forma que el sol esté a tu espalda pero que ilumine las gotas de agua. El fenómeno es el mismo que produce en el cielo un arco iris natural, pero el sol, en lugar de incidir sobre una cortina de agua cercana, lo hace sobre una lluvia lejana, y el arco de bandas de colores se forma a una escala mucho mayor.

Como la luz de cada color se refracta según un ángulo ligeramente distinto,
vemos bandas bien definidas, desde el violeta al rojo, pasando por el verde y el amarillo. Decimos que son siete, porque así lo propuso Isaac Newton, como siete son las notas musicales y los días de la semana.

¿Lo sabías?

Arco iris