¡Siéntete vital en primavera!

¡Siéntete vital en primavera!

¿Sabías que es frecuente que al llegar la primavera muchas personas se sienten invadidas por un inesperado cansancio? Concretamente, una de cada cuatro. Esto es porque la llegada de la primavera moviliza lo que estaba estancado en el organismo y puede generar algunos problemas de salud, como la astenia primaveral. ¿Quieres saber cómo mantenerte vital?

Depura tu organismo

Para depurarlo puedes utilizar el jugo de apio. Se toma un manojo, se retiran las hojas, se corta en trozos y se pone en la batidora o licuadora. Puede combinarse con la manzana, lo que aumentará el volumen y mejorará el sabor. Por la mañana y por la tarde se bebe un vaso del zumo obtenido durante una semana. El apio fortifica el hígado y los riñones, elimina toxinas y proporciona una tez magnífica.

Ejercicio físico

Para salir de la situación de astenia primaveral es aconsejable descansar las horas suficientes y al mismo tiempo despertar el cuerpo de su letargo invernal. Se recomienda hacer ejercicio físico de forma regular, lo que tonifica el organismo y contribuye a la producción de sustancias endocrinas, que producen sensación de bienestar.

Si sientes las piernas pesadas

Tras haber pasado el invierno demasiado tiempo sentadas y sin hacer ejercicio, algunas personas en primavera presentan una mala circulación venosa, sensación de pesadez en las piernas, con los tobillos y los pies hinchados. Puedes friccionar las piernas con aceite de almendras por la mañana y por la noche. También puedes tomar una cucharada sopera de aceite durante quince días, ya que ayuda a tener más fluida la sangre.

La ayuda del ginseng

Es un recurso que se puede usar si se necesita un extra de energía. Ayuda a tonificar el organismo y a superar situaciones de estrés. ¿Sabes sus propiedades? Aumenta la sensación de energía tanto a nivel físico como mental, estimula las funciones hemáticas, especialmente las deportivas. Además, disminuye el exceso de colesterol, potencia la libido o deseo sexual en ambos sexos, así como la memoria en personas ancianas.

El poder del agua fría

Ciertas prácticas de hidroterapia tonifican el organismo y movilizan la energía. Tras tomar una ducha caliente, por ejemplo, termina con agua fría ¡tonificará el organismo! También puedes estimular los muslos con un procedimiento hidroterápico para recuperar fuerzas rápidamente aplicando agua fría en los muslos, ya que estimula la red nerviosa subcutánea en conexión con las glándulas suprarrenales.

¿Sigues estos consejos?

 

*Fuente: CuerpoMente