¡Trucos de belleza para brillar estas Fiestas!

¡Trucos de belleza para brillar estas Fiestas!

Siempre son de agradecer los trucos en el ámbito de la belleza ¡y más en épocas navideñas! Ya sea porque son fáciles de usar y su resultado es notable o porque, simplemente, desconocíamos la función de algún producto en concreto y éste nos va como anillo al dedo. Así que ahora nos decantamos por tres consejos que puedes usar en tu día a día. ¡Vamos allá!

¿Cómo evitar que la base de maquillaje desaparezca?

A veces, la causa de que la base desaparezca del rostro no se encuentra en la base misma sino en la forma de aplicarla. Así que es mejor comenzar siempre por colocarla sobre un cutis limpio e hidratado, ya que la grasa y la suciedad hacen que no se funda bien y la sequedad provoca que la piel absorba la base. Puedes utilizar una prebase, te ayudará a asentar el fondo, y aplicala después escogiendo la base que mejor se adapte a tu tono de piel y a tus necesidades (piel grasa, seca, con arrugas, imperfecciones, etc.). Para finalizar, aplica polvos sueltos, que ayudan a fijar la base. ¡Y ya estás más que lista!

¿Cómo combatir la electricidad estática en el cabello?

El cabello seco y deshidratado tiene las cutículas abiertas y acumula electricidad cuando roza con una superficie como los cepillos o algunas prendas de ropa. Para evitarlo, utiliza un champú y acondicionador hidratantes y una mascarilla reparadora un par de veces por semana, para restaurar la cutícula. Haz el último enjaule con agua fría. No frotes el cabello con la toalla, seca bien realizando ligeras presiones y usa peines de madera de púas anchas y cepillos de cerdas naturales. Antes de secar, aplica un aceite capilar o un cosmético antiencrespamiento o antifrizz des de medio cabello hacia las puntas. ¡Y dile adiós a la electricidad de tu pelo!

¿Qué flequillo me favorece más a mí?

Existen infinidad de flequillos y los que más se llevan son los degradados, los rectos y los peinados en diagonal. Los primeros, ligeramente despuntados, resultan ideales para suavizar los rasgos y rejuvenecer la expresión. Los rectos, justo por encima de la ceja, favorecen los rostros alargados. Y los flequillos ladeados son perfectos para rostros redondos ya que estilizan el óvalo. Recuerda que la última palabra la tienes tú: puedes optar por el que más te guste en función de tu estilismo y tipo de pelo.

¿Te han servido nuestros trucos? ¿Quieres compartir alguno con nosotros?