Va de ojos: ¡cómo desmaquillártelos!

Va de ojos: ¡cómo desmaquillártelos!

Si te pintas los ojos a diario con sombras en crema y máscaras ‘waterproof’ te interesa saber cómo quitártelo adecuadamente. Si al desmaquillarte nunca consigues que el algodón salga limpio y tienes que fortar. ¿Sabes qué puedes hacer para evitarlo?

Desmaquillarse los ojos de forma eficaz en cuatro pasos: 

1- Lo primero es lavarse las manos: es esencial siempre que toquemos el rostro.
2- Y si llevas lentes de contato, no olvides quitártelas antes de desmaquilarte. Así que una vez con las lentes de contacto fuera del ojo y las manos limpias, ya puedes empezar a desmaquillarte.
3- Elige y aplica tu producto de desmaquillaje favorito: líquido, crema o gel.
Y puedes aplicarlo con toalla de rizo pequeña, toallitas desmaquilladoras ideales para llevar de viaje o discos desmaquilladores; aunque normalmente se recomiendan los discos de algodón porque son muy suaves. De hecho, estamos hablando de una de las partes más delicadas del rostro, que es la zona de alrededor de los ojos (que requiere un cuidado especial).
4- Usa las yemas de los dedos, antes que nada.
Esta parte también es muy delicada (de las más sensibles): y podemos aplicar la loción en los dedos. Para hacerte un suave masaje para quitarte el eyeliner, la máscara y las sombras. Y cuando el color negro ya esté alrededor de los ojos esparcido, coje los discos de algodón y los empapas con agua tibia, los escurres y, con mucho cuidado, retiras los restos de maquillaje. ¡Siempre suavemente! Sin tirar, si arrastrar: es una piel muy delicada y solo movemos lo mínimo posible.
Recuerda que en el ojo no es conveniente aplicar tónico, ya que el tónico es solo para la piel del rostro.
En caso que uses maquillaje ‘waterproof’, pueden quedar restos de maquillaje, así que:

para retirar el maquillaje resistente al agua, ‘waterproof’, y algunas sombras, se necesitan desmaquillantes para ojos específicos. Escoge uno y sigue estos pasos: humedece dos discos de algodón con el desmaquilladora; colócalos sobre los párpados cerrados y déjalos reposar 30 segundo. Después presiona ligeramente el algodón sobre el ojo y retira el maquillaje de adentro hacia fuera, con un movimiento suave y sin frotar para no romper las pestañas ni provocar flacidez. Repite la operación y, si es necesario, utiliza un nuevo algodón. El párpado estará limpio cuando el algodón no tenga restos.

¿Sigues estos consejos?