5 miradas que te ayudarán a afrontar mejor la vuelta de las vacaciones

5 miradas que te ayudarán a afrontar mejor la vuelta de las vacaciones

Si eres de l@s que se suma también al síndrome posvacacional este post es para ti. Te damos algunas ideas para llevar mejor la vuelta a la cotidianidad, ya sea en el trabajo, en las aulas; y es que a veces, solamente es cuestión de cambiar la mirada. ¡Vamos allá!

1 Acaba de aprovechar lo que queda del buen tiempo

Todavía puedes ir al trabajo caminando, al salir de la oficina puedes quedar con tus amigos para contarte las vacaciones en una terraza o acabarte de poner la ropa fresquita que te gusta tanto del verano. ¡Y es que todavía falta un poco para que llegue el frío! Las horchatas, las cervezas frías y estos pequeños placeres estivales todavía son reales, ¡exprime el último tramo del verano!

2 Planifica tus próximas vacaciones, aunque solo sea un fin de semana

Volver a la rutina sin otro objetivo lúdico puede ser duro, así que lo puedes contrarrestar pensando en nuevos destinos que descubrir o descansar. El placer de imaginar donde pasaremos unos días agradables, buscar destinos, paisajes o ciudades nuevas, es un placer. Ya busques por internet, en guías de viajes o revistas, fíjate en las fotografías y saboréalas.

3 Apúntate a esta actividad que llevas tiempo madurando

Los hobbies son una parte esencial de nuestra calidad de vida y nos ayudan a recargar pilas o simplemente nos alegran un día largo de trabajo. Una buena forma de volver al trabajo es mantener la ilusión por nuevos proyectos o aficiones; además, son una excusa perfecta para conocer gente nueva y airear nuestros pensamientos. ¡Los talleres o deportes son como nuestras pequeñas vacaciones entre semana!

4 Si eres lector, aprovecha para leer un buen libro

Las lecturas nos nutren y son ideales para los momentos de espera en el transporte público, mientras tomamos un café o antes de ir a dormir. Se trata de cambiar la lectura en la playa y con el pareo por una manta o un café caliente: no suena tan mal, ¿verdad? Las historias cautivan, enamoran y emocionan; son una forma excelente de desconectar de tu día a día.

5 Reinventa y redecora tu espacio

Basta con algún detalle, como una planta, hacer tu zona más minimalista o cambiar el color. Estos simples gestos nos dan la impresión de cambiar nuestra vida y nuestra percepción cambia.

¿No crees que mirar la vida de otra forma depende de tu mirada? ¿Qué trucos tienes para hacer la vuelta al trabajo más placentera?