¡No sin mis gafas ni en los Premios!

¡No sin mis gafas ni en los Premios!

Hoy queremos hacer un pequeño repaso en cuanto a premios del cine se refiere. Cuando las actrices son ellas y no interpretan ningún papel. Cuando recogen el premio radiantes, con la mejor sonrisa y el mejor vestido. ¡Y algunas de ellas con gafas! Y es que hay muchos tipos de gafas y no hay por qué renunciar a ellas. ¡Vamos allá!

En la última edición de los ‘Globos de Oro’, Meryl Streep hizo un discurso contra el racismo del nuevo presidente de Estados Unidos: Donald Trump.  Su monólogo fue alto y claro, una crítica hacia las políticas racistas. Desde luego, Meryl ha sabido convertir la entrega de este premio en un medio para defender el feminismo y la tolerancia. Y todo esto con un mensaje positivo y sin quitarse las gafas.

No solo se ha visto a Streep en la recogida de premios con gafas. También las ha lucido en la gran pantalla. En esta instantánea se la ve en la película ‘El diablo viste de Prada’, donde las gafas eran parte de su elegante y sofisticado look. ¡Las gafas de sol son joyas de la moda y marca personalidad!

Y es que al fin y al cabo, las gafas añaden un punto interesante al rostro. Y quitártelas de forma coqueta, ¡es muy sexy! Así nos lo enseña Meryl Streep.

¿Y qué tal si aprovechamos la ocasión para rememorar el discurso de Patricia Arquette, que también articuló con gafas sobre el escenario?

La actriz salió muy emocionada a recoger su Oscar y se puso las gafas para nombrar a todas las personas a las que ha querido agradecer el premio, tanto a su familia como a todo el equipo de Boyhood. Arquette ha aprovechado el premio para reiterar su opinión de que “la verdad es que, aunque existe la sensación de que tenemos los mismos derechos, existen bajo la superficie importantes desigualdades que afectan a las mujeres. Es inexcusable que vayamos por el mundo hablando de igualdad de la mujer en otros países y que no tengamos los mismos derechos en Estados Unidos”.

Y es que la naturalidad, la belleza y la espontaneidad nunca pasan de moda, como no lo hacen tampoco las gafas: un elemento que determina personalidad. 

 

Y tú, ¿te atreverías a salir a recoger un premio con unas gafas que te sentaran como un guante?