Sabiduría y espiritualidad del sufismo

Sabiduría y espiritualidad del sufismo

Siempre está bien abrir la mirada al mundo y escuchar lo que nos quiere decir el pasado. ¿Qué os parece si hoy volvemos la vista a las enseñanzas milenarias del sufismo?

Empezamos muy espirituales: “Cuida de tu alma, porque, si no la mantienes ocupada tú, será ella la que te tendrá ocupado”, Al-Hasan bin Mansûr. ¿No crees que es verdad? Cuando uno hace o que siente, todo fluye fácil. Cuando uno va contra lo que el alma le dicta: acostumbra a salir mal.

Más breve y directo: “El hombre malo no piensa bien de nadie; pues ¿cómo podría imaginar que otros tienen aquello de lo que él carece?”, Alî. Se parecería a la expresión castellana: “el ladrón piensa que todos son de su condición”.

“La vida se escapa. ¿Qué ha sido de Bagdad y de Balk? El menor choque es fatal para la rosa demasiado abierta. Bebe vino, y contempla la luna evocando las civilizaciones que ella ha visto extinguirse”, Omar Khyyâm. Aunque un punto dramático, tomar una buena copa de vino nos hace distanciar de los problemas. Y leer una frase que tiene tantos años y que sigue tan vigente, nos hace replantear el presente, ¿no?

Algunos estarán más de acuerdo que otros: “La acción hecha en secreto vale setenta veces más que la acción hecha públicamente”, Muhammad. ¿A lo mejor será porque las acciones que no se dicen en voz alta no esperan un golpe en el hombre de agradecimiento y son más sinceras?

“Entierra tu existencia en tierra oscura, porque lo que crece sin estar enterrado no alcanza la madurez”, Ibn ‘Atâ’illâh. ¿Cómo la interpretas? Posiblemente se refiere que estamos hechos de luces y sombras y todo nos ayuda a madurar.

“¡Compórtate en este mundo presente como si tuvieses que vivir siempre, y compórtate respecto al mundo futuro como si tuvieses que morir mañana!” Muhammad. La sabiduría nos ayuda cuando estamos en una etapa en que nos replantemos algunos cambios.

¿Tú qué opinas? ¿Te gusta leer apuntes de sabiduría milenaria de vez en cuando?

 

*Fuente: “La sabiduría del sufismo”, José J. de Olañeta, Editor