Pequeña guía sobre salud ocular infantil

Pequeña guía sobre salud ocular infantil

Los ojos de los niños están en constante desarrollo hasta conseguir la madurez a los 7 o 8 años. Por esta razón, un diagnóstico precoz de cualquier anomalía puede ofrecer una solución total y definitiva. En caso contrario, se puede consolidar como un defecto que perdurará. Hoy queremos facilitar una pequeña guía con las patologías visuales más comunes. 

¿Cuándo acudir a un oftalmólogo u optometrista?

Cuando se manifiesten los siguientes síntomas:

  • Se acerca demasiado a los objetos que observa, como la televisión, el Ipad, el móvil, un libro o la cuando escribe.
  • Mueve uno o los dos ojos de forma errónea.
  • Dolor de cabeza después de un esfuerzo visual.
  • Ojos rojos de forma frecuente.
  • Cerrar un ojo habitualmente.
  • Frotar los ojos y parpadear con frecuencia.
  • Inclina la cabeza hacia un lado
  • Cierra ligeramente los ojos para mirar objetos lejanos
  • Diferencias de visión en tapar un ojo o el otro.

¿Cuándo se recomienda hacer controles rutinarios?

  • Durante el primer mes de vida, ya que se detectan enfermedades graves y malformaciones.
  • A los 7 meses. Se puede diagnosticar, en caso de padecerlo, estrabismo.
  • A los 18 meses. Ya tienen agudeza visual y se pueden detectar defectos refractivos y ambliopía.
  • Se recomienda realizar una revisión cada 2 años hasta los 14 años.
  • Lo más aconsejable es realizar chequeos visuales anuales.

Principales patologías

  • Defectos de refracción. Puede tratarse de miopía y, en este caso, las imágenes se ven borrosas de lejos y claras de cerca. Hipermetropía: las imágenes se ven borrosas de cerca. Astigmatismo: las imágenes se ven borrosas a cualquier distancia.
  • El estrabismo se produce cuando los ejes visuales de cada ojo no se cruzan sobre la imagen que se mira. Los factores que pueden confluir en su aparición son: defectos ópticos, mala visión, malestar general o nerviosismo.
  • Ambliopía o ‘ojo vago’ es la disminución de la capacidad visual de un ojo, que no se ha desarrollado normalmente durante la infancia.

La salud visual de tu hij@ está en tus manos.

¿Cuándo ha sido la última vez que tu hij@ se ha revisado la visión?