3 recomendaciones para la lectura con lentes de contacto

3 recomendaciones para la lectura con lentes de contacto

¿Qué indicaciones puedes seguir para un uso cómodo y seguro de tus lentes de contacto? Hoy queremos dar algunas pautas para los que se inician en las lentes de contacto, así como las que se plantean probarlas. ¡Vamos allá!

1. ¿Por qué a veces notas más tus lentes de contacto cuando lees o cuando estás delante del ordenador? 

Nuestro ritmo habitual de parpadeo es de unas 22 veces por minuto. Cuando leemos, lo reducimos a 10/12 veces por minuto y en el ordenador puede que sólo parpadeemos hasta 7 veces por minuto. Esta disminución provoca que la lente de contacto se seque, lo que puede ocasionar molestias y mala calidad de la visión. Así que aumenta tu ritmo de parpadeo o usa lágrimas artificiales.

2. ¿Hay necesidad de disponer de unas gafas actualizadas? 

Se recomienda tener siempre disponibles unas gafas con la graduación actualizada para evitar una utilización excesiva de tus lentes contacto o si éstas deben ser reemplazadas. Aunque las lentes de contacto sean tu corrección visual predilecta, las gafas actualizadas son un soporte fundamental.

3. Indicaciones extra para mantener una óptima salud ocular también  con dispositivos móviles 

Por otro lado, también es muy conveniente elegir bien las dimensiones de la pantalla de la Tablet o libro electrónico, el brillo así como el tamaño de la letra, ya que son algunos factores fundamentales para evitar problemas de salud asociados a una excesiva exposición a la lectura en dispositivos digitales. Se recomienda seguir una serie de consejos relacionados con ergonomía visual, como realizar periódicamente ejercicios sencillos, como parpadear más habitualmente durante la lectura, descansar los ojos durante unos diez minutos observando un objeto o paisaje alejado. Recuerda que la luz azul emitida por casi todos los dispositivos móviles puede ser perjudicial; y una excesiva exposición a ella puede afectar negativamente.

Sin duda para tener una buena salud visual y ocular, la revisión periódica de los la visión es clave. Si al leer percibes signos o síntomas como sequedad ocular, picor de ojos, visión doble o dolores de cabeza, es esencial acudir urgentemente a tu óptico-optometrista para un examen visual completo y te ofrezca la mejor solución para evitar este tipo de problemas.

En el siguiente post encontrarás una manual de uso. 

¿Tienes alguna otra pregunta?